8 hábitos que debes evitar o aplicar al usar desodorante

Los hábitos son las cosas que realizamos con cotidianidad. Estos se van adquiriendo a través del tiempo mediante el ambiente en el que la persona se va desarrollando. Sin embargo, hay costumbres o hábitos tanto buenas como malas ya que cada quien tiene su forma distinta de ver y hacer las cosas a diario. Los hábitos pueden ser de preparación de comidas, higiene personal, limpieza del hogar, entre otras, por nombrar los más comunes. Entre las rutinas de higiene, la mayoría de las personas utilizan antitranspirantes o desodorantes para mantener las axilas limpias y con buen olor. Hay que tener presente que existen algunas costumbres al utilizar estos productos, las cuales debes evitar o aplicar cuanto antes. ¡Échales un vistazo!

Primer hábito: No esperes mucho tiempo para aplicarte el desodorante, si lo haces sudarás y se expandirá en toda tu axila. Debes colocártelo apenas salgas de ducharte. Segundo hábito: El desodorante se debe aplicar varias veces en un día. Para hacerlo tienes que limpiar primero la zona de las axilas y colocarte una nueva porción. Eso hará que no tengas un mal olor si tienes un día agitado. Tercer hábito: Es recomendable para las pieles sensibles, utilizar desodorantes que sean de naturales. Asimismo, aquellos que sufren de sudoración excesiva deben optar por utilizar en cambio, antitranspirantes. Cuarto hábito: Utiliza productos que tenga el mismo olor. Si por ejemplo usas un desodorante con olor a piña, trata de utilizar jabones y limpiadores también con un olor frutal.

Quinto hábito: Antes de irte a dormir, aplícate un antitranspirante, ya que por la noche este producto puede tapar los poros, lo que hará que funcione mucho mejor al aplicártelo por la mañana siguiente. Sexto hábito: No es lo mismo colocarse desodorante sin bañarse que hacerlo luego de haberse bañado. Siempre debes tener eso presente. Séptimo hábito: Algunos antitranspirantes y desodorantes pueden irritar la piel. Si este es tu caso, quizás debas reducir la porción que te colocas. Octavo hábito: Hay personas que optan por colocarse del desodorante luego de haberse puesto la ropa, con el fin de no mancharla. Sin embargo, esta costumbre puede hacer que las axilas terminen manchándose. Por esta razón, es recomendable aplicarlo antes de vestirse y en una cantidad razonable para evitar cualquier tipo de mancha.

Copiar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copiar